Las orcas en cautividad : “humillante”, dice el cineasta que filmó a un calderón pasando un duelo

Mother pilot whale grieves her dead calf. Photo: Deron Verbeck

“Los delfinarios no van a desaparecer tan rápido”, dice Andrea Casini*, el cineasta que recientemente filmó para ‘Planeta Azul II’ imágenes de un calderón pasando un duelo. Casini añade que se necesitará paciencia y tiempo, pero que todos podemos contribuir de manera esencial al cierre de los centros de cautividad. “La hora del cambio llegará.”

Los espectadores de Planeta Azul II lloraban mientras una ballena llevaba a su recién nacido muerto, muerto por la actividad humana. Imagen: BBC

Entrevista de Hans Peter Roth y Sasha Abdolmajid

HPR & SA : ¿Cómo te sientes cuando buceas en el océano?

Andrea Casini : Me siento libre.

¿Podrías añadir algo más?

Bucear en el océano significa sumergirse en el lugar más inmenso del planeta, virtualmente ilimitado, sintiéndote ingrávido y un habitante más del azul profundo.

Parece sin límites, pero no es así.

Es cierto. La actividad humana se puede percibir en todas partes, a pesar de que los océanos parezcan inmensos. Nunca buceé sin sentir el impacto del ser humano. El medioambiente está prácticamente agotado, sufre de la sobrepesca, del tráfico marítimo, de las explotaciones, del ruido, de la contaminación, de la basura y de los plásticos en los que los animales se pueden enredar. Cuando estábamos rodando Planeta Azul II para la BBC Documentary, mi compañero, el profesional Rafa Herrero, y yo tuvimos un encuentro con una madre calderón que nos partió el corazón. Durante días, no soltó a su recién nacido muerto. El ballenato muerto era sin ninguna duda una víctima de la contaminación producida por los humanos. La respuesta del público al ver estas imágenes en la televisión fue enorme y mucha gente acudió a las ONG para proteger el medioambiente marino.

Tuviste numerosos encuentros con ballenas, las icónicas embajadoras del mar.

Sí, especialmente con calderones, que forman parte de la gran familia de los delfines y miden más de 6 metros. Es fantástico estar en el agua con estos seres increíbles, inteligentes y sociables que te invitan a su mundo tanto como pueden, ya que los seres humanos no son muy acuáticos.

Andrea Casini es un camarógrafo, fotógrafo, productor y buceador freelance, que vive en Tenerife, España.

¿Tienes una explicación de por qué los calderones y demás delfines y ballenas se comportan de forma amistosa y curiosa con los humanos?

No… En realidad es un poco desconcertante, dado lo que los humanos hicieron y siguen haciendo a los delfines, las ballenas y su medioambiente. Miles mueren año tras año de forma accidental por la pesca y por culpa de la negligencia de nuestro sistema de pesca. En varios países, los cetáceos siguen siendo cazados. Por ejemplo, los calderones son cazados en un archipiélago europeo, a unos kilómetros de aquí, en las islas Feroe. El hecho de que muchos cetáceos sean amistosos y se percaten de la fragilidad de los seres humanos cuando están en el agua, es un misterio, por no decir místico.

Mientras tanto, el Loro Parque, un gran zoo y parque de atracciones en Tenerife, la isla en donde vives, mantiene delfines y orcas en cautividad. ¿Qué te parece esto?

Es irónico y trágico por varios motivos. De hecho, las orcas también son de la familia de los delfines, con diferencia, los más grandes, y tienen un vínculo importante con los calderones. Puede ocurrir que también se observen orcas en las aguas de Tenerife y de las demás islas Canarias. A nuestro al rededor, estos seres majestuosos, como muchas de las especies de delfines y ballenas, ofrecen la perfecta oportunidad de ir a su encuentro, en su mundo, en libertad, a través de la observación sostenible de estos seres. A pesar de eso, hay gente que decide encerrar en piscinas minúsculas a estos animales tan evolucionados, sensibles y conscientes de ellos mismos, para que hagan números de circo. Para mi, es totalmente humillante y horrible.

¿Por qué?

Sólo por daros un ejemplo, las orcas nadan más de 150 kilómetros al día y el Loro parque las tiene encerradas en piscinas, que en comparación, son más pequeñas que las peceras redondas para los peces dorados y mucho más aburridas. Una orca tendría que dar 4000 vueltas en su piscina para nadar una distancia equivalente a la que nadaría en el mar.

De hecho, hace pocos años, el Loro Parque añadió otra orca a su “colección”.

Así es. Se llama “Morgan” y fue arrebatada a su entorno natural en el mar del Norte en 2011. Su familia vive en las aguas de Noruega. Todas las demás orcas del Loro Parque nacieron en cautividad. Aparentemente, no la aceptaron. Y para empeorar la situación, metieron a Morgan en la misma piscina que Keto, una orca macho adulta. El deseo evidente de que se quedara embarazada cuanto antes, fue cumplido: se quedó embarazada y dio a luz a mediados de septiembre. Mantener a orcas presas es un negocio de da miles de millones.

Como todos los demás delfinarios, el Loro Parque y el Siam Park, que es el otro parque con cetáceos presos en Tenerife, proclaman que contribuyen, educando, a la protección de los océanos.

Es cínico. Capturando de su medioambiente animales que están en peligro, son partícipes de la destrucción medioambiental. Y mandan el mensaje a miles de millones de personas de que encerrar a animales salvajes en piscinas miniaturas y transformarles en payasos es normal. Cualquier persona que no esté enterada y vea un espectáculo de delfines o de orcas no tiene ni la menor idea del calvario psíquico y físico que están pasando estos seres tan evolucionados, conscientes de ellos mismos y sociables, día tras día, año tras año, durante una vida entera, miserable, metidos en una aburrida piscina de cemento. Por cierto, el Loro Parque y el Siam Park pertenecen a la misma empresa.

“Free Morgan!” Arte contra el cautiverio: una orca creada de arena volcánica negra y guijarros blancos por Sasha Abdolmajid y Hans Peter Roth en cooperación con dos artistas de arena locales. Se convirtió en el centro de atención en una playa local en Puerto de la Cruz, Tenerife, a solo 500 metros del infame “Loro Parque”, donde la Orca Morgan se encuentra cautiva. Imagen: Sasha Abdolmajid

¿Esa empresa tiene mucha influencia en Tenerife?

Efectivamente. Es la mayor fuente de empleos de la isla, con lo cual, aquí, tiene mucha influencia en política y en todo.

¿Qué podemos hacer?

Desgraciadamente, el Loro Parque y el Siam Park no van a abandonar tan pronto el negocio. Se necesitará paciencia y tiempo. Pero llegará la hora del cambio. Loro Parque sabe que la “era post orcas” llegará y ya está haciendo planes para el futuro.

¿Cómo sabes el cambio se aproxima?

La sensibilización global al tema de la cautividad va aumentando, como lo demuestran películas Como Blackfish o The Cove. Estos documentales provocaron grandes protestas con lo cual, le están haciendo mucho daño a SeaWorld, la empresa matriz del Loro Parque en Estados Unidos. ¡La clave está en la educación, evidentemente en contra de la industria de la cautividad! Hay que explicárselo a los niños en la escuela, así comprenderán, se irán a casa y les dirán a sus padres que no hay que volver a los delfinarios. Cuanto menos gente compre entradas para los espectáculos de delfines, menos parques de delfines habrá. Excepto la educación, todo se basa en la ley de la oferta y de la demanda.

¿Qué más podemos hacer?

Lo dicho, no hay que ir a ver espectáculos de delfines y decir a los demás que tampoco vayan. Cuando se va a Canarias o a cualquier otro sitio en donde se pueden ver cetáceos en libertad, es mejor hacer una excursión con empresas respetuosas para ver ballenas. También me gustó mucho ese proyecto de obra de arte realizada con arena en mayo que llamaba a “liberar a Morgan”, que se hizo a tan sólo 500 metros del Loro Parque, en una playa en Puerto de la Cruz. Esa escultura de arena en blanco y negro de tamaño real, creada en colaboración con artistas locales, hecha con esa arena negra volcánica húmeda, era increíble. Llamó la atención tanto en el mismo sitio, como a los periódicos locales y seguramente haya molestado a la gente del Loro Parque. Todos los viajeros lo pueden hacer, a menor o mayor escala, con niños o artistas, o ambos.

¿Entonces los turistas tienen mucha responsabilidad e influencia?

Absolutamente. Pero no sólo en el extranjero. Además, en vez de visitar un acuario, un zoo o un delfinario, es mucho más instructivo e interesante ver uno de los últimos documentales tal como es “Blue Planet II”. Mi compañero Rafa Herrero y yo tuvimos el privilegio de contribuir a las series de la BBC que se pueden ver en las televisiones del mundo entero. También os puedo recomendar unos videos que hicimos, como por ejemplo, “Just like you”.

¿Hay algo que quieras añadir?

Tú marcas la diferencia. Sólo tú. Sé el cambio que quieres ver en el mundo.

*Andrea Casini es de Italia y estuvo viviendo años en Los Gigantes, en Tenerife. Es el copropietario de la empresa “Aqua Work” con el cámara buzo profesional y realizador, Rafa Herrero. La secuencia que grabaron para la BBC de una madre calderón pasando un duelo, llevando a su cría muerta durante días, provocó un interés memorable del público para la actual serie de la BBC “Blue Planet II”. A demás de hacer documentales y videos, Casini es fotógrafo, fue un miembro del equipo de la expedición al paralelo 30, está en el comité de organización del “Dolphinity World Festival” y dirige un restaurante en Los Gigantes en Tenerife.

 

Traducción, Maria José Alonso y Claudia Roca Martinez

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *